Equilibrio y coordinación

A medida que los niños avanzan en el desarrollo de la primera infancia, hay muchos hitos importantes que cumplir. Si observa que su hijo experimenta retrasos en las habilidades necesarias para realizar sus actividades diarias, como el equilibrio o la coordinación, es posible que reciba los servicios de un terapeuta ocupacional pediátrico o de un programa preescolar terapéutico. Un terapeuta ocupacional pediátrico es un profesional que ayuda a los niños que tienen problemas con actividades que requieren el uso de habilidades motoras o de integración sensorial. Estas sesiones de terapia pueden tener lugar en distintos entornos, como un programa preescolar terapéutico, un aula típica, un hospital o una clínica privada.

En un programa preescolar terapéutico, las diversas actividades que se realizan a lo largo del día incorporan habilidades de desarrollo, en el formato de un programa preescolar. Este tipo de programa también está estructurado para proporcionar apoyo a los niños con trastorno del espectro autista (TEA), trastorno del procesamiento sensorial u otros retrasos del desarrollo. Si un niño tiene problemas con habilidades específicas, como el equilibrio y la coordinación, un terapeuta ocupacional pediátrico puede pasar tiempo con el niño trabajando en esa habilidad de forma individual a lo largo del día. Esto es posible gracias a la baja proporción de profesores por alumno, que permite una intervención más directa a lo largo de la jornada escolar.

Señales de que su hijo tiene problemasde equilibrio y coordinación
Si un niño tiene problemas de equilibrio y coordinación, puede caerse con frecuencia o tropezar con objetos en casa o en el aula de preescolar terapéutico. Durante los primeros años de desarrollo, también puede ser más lento en gatear o caminar que otros niños. Hay muchas otras actividades cotidianas que se ven afectadas por el retraso en el equilibrio o la coordinación. El equilibrio y la coordinación también pueden afectar a otras áreas clave del desarrollo, como la capacidad de atención del niño en la escuela o su disposición a participar en actividades sociales o deportivas.

5 actividades que pueden ayudar al equilibrio o a la coordinación en un programa preescolar terapéutico

Posturas de yoga: El yoga es una forma excelente de desarrollar el equilibrio y la coordinación. Si los niños de un programa preescolar terapéutico tienen problemas con estas habilidades, dedicar unos minutos al día a practicar posturas sencillas de yoga puede ayudarles a mejorar estas habilidades, a la vez que desarrollan técnicas de relajación. El yoga también puede practicarse en cualquier entorno: en casa o en un programa preescolar terapéutico.

Fideos de piscina como viga de equilibrio: Los fideos de piscina no son sólo para la piscina. Pruebe a colocar un fideo de piscina en el suelo de su casa o en un aula de preescolar terapéutico para que el niño practique el equilibrio sobre el fideo del mismo modo que lo haría con una barra de equilibrio real.

Rayuela: Este sencillo juego también es excelente para fomentar el equilibrio y la coordinación. Puedes hacer un tablero de rayuela en el interior con cinta adhesiva o en el exterior con tiza.

Líneas de cinta adhesiva: En un aula de preescolar terapéutico o en casa, cree una variedad de patrones en el suelo con cinta adhesiva. Luego, haz que el niño se equilibre mientras sigue los diferentes patrones de las líneas.

Piedras o cojines de equilibrio: Pueden ser una gran herramienta para tener en casa o en un aula terapéutica de preescolar para los niños. Haz que tu hijo pase unos minutos intentando mantener el equilibrio y la coordinación mientras está de pie sobre las piedras/cojines.

¿Cree que su hijo podría beneficiarse del desarrollo de su equilibrio y coordinación en un entorno terapéutico preescolar? Póngase en contacto con la Academia CST en el 773-620-7800 para obtener más información sobre nuestro programa, que incluye servicios de terapia ocupacional pediátrica.

Equilibrio y coordinación