Habilidades de imitación

We have all seen or heard a young child mimic an action or sound, and one of the most effective ways to teach a child a new skill is through modeling and imitation. This might look like a child mimicking their parents waving their hands, saying ‘hello,’ moving a toy train, or smiling. Children will typically develop this skill by the age of eight months, and they will continue to advance with their imitation skills up until approximately 10 or 24 months. Since children spend the most amount of time with their parents during these early years of development, parents are extremely influential in the development of imitation skills. In addition to parents encouraging their children to imitate at home, therapeutic preschool programs can also help with this skill.

Many children with autism spectrum disorder (ASD) or other developmental delays experience challenges with developing imitation skills. Since a therapeutic preschool program will usually maintain a low student-to-teacher ratio, children can receive more personalized attention with key developmental skills, including imitation, throughout the school day. A therapeutic preschool program may also incorporate ABA therapy strategies into their daily routines, which can be extremely beneficial for students who are on the autism spectrum. While imitation skills may seem to be non-critical skills, in comparison to communication, for example, difficulties with imitation skills can impact other areas of development.

Si un niño tiene problemas con las habilidades de imitación, también puede tener problemas con sus habilidades de juego y lenguaje, ya que estas habilidades están estrechamente relacionadas. A medida que los niños atraviesan las etapas del desarrollo de la primera infancia, sus habilidades de imitación se vuelven más avanzadas, lo que finalmente conduce a la imitación de ida y vuelta con sus padres o con el profesor de preescolar terapéutico. Aunque la imitación no siempre implica palabras habladas, estos intercambios de ida y vuelta están ayudando al niño a sentar las bases del habla y el lenguaje; están empezando a entender el ciclo de los intercambios comunicativos.

Si un niño tiene dificultades para imitar las acciones de otras personas (por ejemplo, agitar la mano) o las acciones que otras personas realizan con un objeto (por ejemplo, mover un tren de juguete), es posible que también experimente dificultades en el desarrollo de las habilidades de juego. Esta conexión es significativa, porque las habilidades de juego están estrechamente relacionadas con el desarrollo de las habilidades sociales en los niños pequeños.

En un programa preescolar terapéutico, un terapeuta de ABA puede dedicar más tiempo a un niño con retraso en sus habilidades de imitación. Un programa preescolar también ofrece muchas oportunidades para que el niño desarrolle sus habilidades sociales y de juego en un entorno de grupo (con compañeros), lo que puede ayudar a desarrollar fuertes habilidades de imitación. Para ayudar a enseñar las habilidades de imitación, los padres y los terapeutas pueden utilizar refuerzos positivos o juguetes de gran interés, que pueden ser motivadores para los niños pequeños. También puede ser útil empezar imitando al niño para modelar el comportamiento. Algunos padres o terapeutas también pueden utilizar pistas para indicar al niño que imite.

Do you think your child could benefit from learning in the group setting of a therapeutic preschool program? Contact CST Academy at 773-620-7800 to learn more about our therapeutic preschool program in Chicago that incorporates ABA therapy, feeding therapy, occupational therapy, and speech therapy strategies.

Habilidades de imitación